Eliminación de Cláusula suelo en Sevilla

Cuando se procede a la contratación de una hipoteca con interés variable, se determina un tipo de interés que se aplica en función de los tipos de interés y otros factores. Se trata de un hábito entre las entidades financieras, que determinan el porcentaje basándose en un tipo de interés referencial.

A este interés se le agrega un diferencial, el cual puede ser modificado en función de diversos factores.

Uno de los índices de referencia más conocidos y empleados es el Euríbor. Tal índice de referencia puede estar sujeto a variaciones, sin embargo, en muchos préstamos hipotecarios se da la circunstancia de que en el contrato, figura que el interés por parte de los deudores no habrá de ser menor al interés determinado como mínimo.

Las cláusulas suelo son denominadas así por el mencionado mínimo fijado. Las cláusulas techo resultan diferentes; en este caso, se determina un límite superior, o sea, que el interés del deudor no será mayor al estipulado como máximo.

Las hipotecas de interés fijo, o bien aquellas que tengan como modelo de referencia otro sistema que no sea el Euríbor, no estarán sujetas a estas cláusulas. Una de los motivos de la existencia de estas cláusulas es que las entidades financieras se cubren ante posibles bruscos descensos del Euríbor. De este modo los bancos o entidades financieras quedan protegidos, pero no los consumidores. La jurisprudencia ha determinado, en numerosas ocasiones, los abusos en los contratos hipotecarios, abusos que pueden causar graves perjuicios económicos para los deudores.

En el caso de que tenga dudas sobre si su hipoteca incorpora una cláusula de suelo, o bien si requiere suprimir tales cláusulas, comuníquese con nuestro despacho de abogados. Se realizarán las acciones legales oportunas para que los clientes vean satisfechas todas sus expectativas, consiguiendo en gran parte de los casos, que los jueces sentencien a su favor.