Ejecuciones hipotecarias en Sevilla

Las ejecuciones hipotecarias son, básicamente, medidas legales de que los tribunales pueden hacer uso con el fin de preservar o garantizar a las entidades bancarias el reembolso de las cantidades adeudadas por los clientes que han firmado un préstamo hipotecario.

Se trata de una figura jurídica especialmente sensible en los tiempos que corren, una medida que, sencillamente, puede hacer que un individuo o una familia se vean desposeídos de su inmueble.

Si pasados tres meses, la hipoteca no es satisfecha, se podrá proceder a la ejecución propietaria por parte de la entidad bancaria, representada por su equipo de letrados, con la indeseable consecuencia para los clientes de que su casa será posiblemente subastada.

Para remediar esta dramática situación, los interesados han de ponerse en contacto con especialistas en Derecho Hipotecario, quienes les dotarán de los medios legales necesarios para que este hecho no se produzca o se produzca de un modo menos dañoso para la parte deudora.

Sin duda, quien se encuentre en esta situación, lo primero que debe hacer es consultar a expertos sobre las posibilidades para la anulación de la posible subasta, así como para detener la ejecución hipotecaria. Frecuentemente, las familias que se hallan ante esta situación, poseen un perfil concreto, aunque, por supuesto, y como ocurre con cada aspecto del Derecho Hipotecario, cada situación es diferente y las acciones legales han de ser personalizadas en lo posible. Muchos de los afectados pertenecen a familias de inmigrantes.

También están afectados por las ejecuciones hipotecarias familias jóvenes que, mientras ascendía el tipo de interés del préstamo, no ocurría lo mismo con sus salarios, lo que provoca una descompensación a la que en muchas ocasiones es imposible hacer frente.

Le proponemos acciones personalizadas para retrasar, invalidar o atenuar las consecuencias de ciertas ejecuciones hipotecarias. La comunicación con el cliente resulta fundamenta, ya que este deberá comprender a través de un lenguaje accesible, el embrollo legal y económico en que se ve involucrado.